Saltar al contenido

Vivo en la tierra y estoy despierto. Estoy en proceso de despertar

Estoy en la tierra, vivo de la tierra y en la tierra vivo. Estoy despierto, o eso pienso. Estoy despertando. Estoy en proceso de despertar.

Tengo una pregunta para tí; ¿Me quieres acompañar?

¿Qué es estar despierto, qué es despertar?

Estar despierto es tener conocimiento sobre lo que vive en tu interior. En el centro de tu pecho hay un brillo que vive sin temor. Este brillo está durmiendo, es tu Alma, tu parte espiritual. Una vez que estás despierto la conoces y te puedes expresar.

Tienes habilidades que durmiendo no puedes aprovechar. Piensa en dormir y despertar como lo conocemos, y piensa en lo que puedes y no puedes hacer. Si estás consciente de que estás durmiendo, el sueño incluso puedes resolver, pero cuando no sabes que estás durmiendo, tienes que vivir y sentir lo que sea que está pasando en ese momento. Estar despierto, o saber que estás durmiendo, te da la habilidad de controlar el juego.

Una vez que estás despierto, puedes ver el sueño como cualquier otra situación, incluso el sueño más grande entiendes y despierto controlas cada emoción.

Ahora imagina un sueño aún más grande, al que entras cuando despiertas al nacer. El nacimiento es la puerta de entrada, a un sueño un poco más complejo de entender. Pero sigue siendo un sueño, y como todos los sueños es real, simplemente aún no despiertas y por eso no lo puedes identificar.

Estar despierto es saber, cuál es el sueño que estás teniendo.
Estar despierto es entender, que incluso cuando duermes estás viviendo.

Estar despierto es lograr, saber quién eres y de dónde vienes.
Estar despierto te permite entender, cuál es la razón de lo que eres.

Despertar es conocer el Ser Divino en tu Interior.
Es sorprendente saber que cuando despiertas, el Dios que buscas reside en tu corazón.

¿Qué es lo que buscas que no es material?

Busco las herramientas para poder despertar.

Estoy en proceso de despertar. Vivo en la tierra y estoy despierto.

Publicado enInformación espiritual

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *