Saltar al contenido

¿Sabias qué…? Llorar es como reír y reír es como llorar

Me he enterado de algo bastante interesante recientemente, pero que tan pronto lo escuches, para tí, tendrá mucho sentido.

Llorar es como reír. Reír te hace llorar.

Como parte de mi trabajo de sanador energético y espiritual, tiendo a procesar las emociones de muchas personas. En la sociedad que vivimos en el presente, estamos bien condicionados a no querer llorar y hacemos todo lo posible para evitarlo. Entonces, como proceso de sanación, si estoy interactuando con alguien a nivel energético, tiendo a llorar todas las lágrimas que esa persona no ha llorado, ayudándola así, a procesar sus emociones. Emociones estancadas.

Ésto no es nada nuevo ni especial, es algo completamente común y normal, pero he notado algo, algo que no te va a hacer llorar.

Siempre que lloro procesando las emociones de otros, al final termino riendo. Siempre que estoy llorando, me estoy dando cuenta que los sentimientos son los mismos que cuando estoy sonriendo.

Así que lloro con gusto y placer, y termino riendo a carcajadas al final. Ahora, todo el mundo sabe, que si te ríes muchísimo, al final, vas a querer llorar.

Namasté.

Publicado enInformación espiritual

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta