Ir al contenido

El sueño de un Ángel. Cómo materializar tus deseos

El sueño de un Ángel es su vida. Los Ángeles saben materializar, al igual que todos los Seres Divinos.

Tú también eres uno, y puedes conseguir en la tierra hacer lo mismo.

Un paso sencillo para poder/aprender a materializar. Se trata de las preocupaciones, hay que saberlas abandonar.

Una preocupación es un pensamiento, que consume tu energía y tiempo.

Un pensamiento es parte de tí. Si te concentras en lo que te preocupa, no puedes pensar en lo que quieres conseguir.

El truco para sanar una preocupación, antes de que la situación se pueda mejorar. Es cambiando tu pensamiento, por lo que sea que quieras lograr.

Por ejemplo: Si te preocupa el tiempo, y más tiempo quieres adquirir. No pienses ni te preocupes por el poco tiempo que tienes, mejor piensa en cómo quieres vivir.

«Tengo tiempo en abundancia. El tiempo me sobra, cada día tengo más». Es una buena afirmación que puedes utilizar, cada vez que por tiempo te quieras preocupar.

Cambia el mensaje de preocupación, por el mensaje de afirmación. Con tiempo tendrás tu tiempo, lo conseguirás con tu intención.

Si tengo deudas y me falta dinero, estoy seguro que en deudas no puedo pensar. Si pienso en deudas todo el tiempo, el Universo me dará más.

Así que pienso lo bien que estoy, y medito y entiendo lo que significa el dinero para mí. Una vez que tengo mi respuesta, afirmo lo bien que me voy a sentir (afirmo lo que el dinero significa para mí). «Qué bien me siento por la seguridad económica que logré alcanzar. Qué bien me siento de poder estar tranquilo y tener dinero para gastar».

Concentrándome en todo momento, en lo que quiero con mi afirmación. Logro entrenar mi subconsciente, para que pida algo mejor.

Cada pensamiento que tengo es un deseo, que tarde o temprano se va a materializar, por éso es que es de suma importancia, pensar siempre en lo que quieras lograr.

«Me siento feliz de estar vivo, disfruto mi vida cada vez más. Hoy me siento increíblemente tranquilo, conmigo vive la felicidad que estoy cultivando. Estoy creciendo, estoy contento. Siempre obtengo todo lo que quiero. Estoy contento, estoy feliz. Sé que todo lo que me propongo voy a conseguir».

Publicado elInformación espiritual

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *