Ir al contenido

Mi vida es un laberinto

Mi vida es un laberinto que no lo es. Incluso, cuando cierro mis ojos, olvido todo, empiezo desde cero, la salida logro ver. Desde lejos, la veo, qué fácil llegué de nuevo. Pero primero, me voy a disfrutar el viaje antes de dibujar un laberinto nuevo.

El laberinto distinto para el futuro, que existe en el presente y fue hecho en el pasado será aún más difícil algo especial. La divinidad que tengo dentro, no importa el tiempo que se tome, no importa la complejidad de mi laberinto, nunca me permite fallar. Todo lo que quiero lo puedo lograr. Es algo tan fácil como imaginar.

Mi vida es un laberinto. Pero yo mismo lo dibujé, me sé todas las respuesta, lo hice porque me quise entretener. Gracias por leer.

Publicado elInformación espiritual

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *