Ir al contenido

Mi vida es un juego

Esta experiencia es un juego, y no es la primera vez que juegas.

Cada vez que vienes a jugar aquí, vienes con tus amigos porque te gusta compartir. “Vamos a la tierra, vamos a jugar, esta vez me toca ser padre, ¿quién quiere ser mamá?”

En la experiencia olvidas quién eres, olvidas todo lo que tienes que hacer. Pero te has dejado pistas, las estrellas, la luna, el sol, el mar, incluso el aire están esperando para ayudarte en cualquier momento que quieras crecer.

Mi vida es un juego. Un juego muy real. Es la última de las experiencias, para un ser como tú y como yo, un Ser Divino. Un ser espiritual.

¿Y a tí, cómo te va en el juego?, ¿Ya sabes quién eres?

¿Tienes conocimiento de cuál es el propósito de tu vida?, ¿Has conocido algunos de tus hermanos y hermanas del alma; tu familia del alma?

¿De verdad no recuerdas nada? Entendido, te voy a ayudar.

Pregúntate sinceramente, ¿quién soy?, ¿quiero saber quién soy, de dónde vengo y cuál es mi propósito en la vida?, ¿qué me hace feliz y cuáles son mis metas?, ¿qué es lo que he venido a hacer en este mundo, en esta vida, en esta realidad?

Con estas preguntas se activan ciertos sistemas en tu cuerpo que te pueden ayudar a entender cómo funciona todo el sistema, cuál es el propósito del juego!

Mientras tanto, sigue jugando, sigue aprendiendo, sigue leyendo y sigue creciendo. Que pase lo que pase, poco a poco irás entiendo. Y cuando llegues al último mundo, al final, recuperarás todos tus recuerdos.

Finalmente, ahora recuerdo. Claro, entiendo. No quiero reposar, empecemos de nuevo el juego, esta vez, juro y prometo, que voy a lograr despertarme, antes de llegar al final.

Me prometo que voy a lograr saber quién soy y de dónde vengo.

Más artículos:

Publicado elInformación espiritual

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *